La última vez que se tuvo contacto con ella fue el 6 de junio de 1996, cuando seb comunicó con su familia en Chiapas para informarles que la habían deportado.

Al momento de su desaparición, contaba con 37 años de edad y se desconoce la vestimenta que portaba.

Nicolasa es de tez blanca, mide 1.45 metros aproximadamente, de complexión regular, cabello ondulado de color castaño claro, ojos alargados café obscuro, boca pequeña y como seña particular, tiene una lesión notoria en el hueso del pie derecho y tiene un lunar grande en el lado lateral izquierdo del cuerpo a la altura del estómago.

ooo---000---ooo