Conmemoran 141 años del natalicio de Francisco Villa

Recuerda Educación vida y legado del Centauro del Norte; montan guardia de honor en monumento de la Plaza de la Revolución

6 de junio

La Secretaría de Educación y Deporte llevó a cabo la ceremonia conmemorativa del 141 aniversario del natalicio del general Francisco Villa, con el objetivo de promover el conocimiento de los hechos históricos y los actores que contribuyeron a la formación de México como nación.

El acto cívico se realizó en la Plaza de la Revolución, ubicada a un costado del Edificio Héroes de la Revolución, en donde se contó con la presencia de autoridades civiles y militares, además de docentes y estudiantes de la Escuela Primaria “Francisco Villa”.

Los honores a los símbolos patrios estuvieron a cargo de la Banda de Guerra y Escolta de la Secundaria Federal No. 4; además se contó con la participación musical de la Banda de Música de Gobierno del Estado, bajo la dirección del maestro Edgar Gutiérrez Vela.

En la ceremonia se brindó una reseña histórica del general Francisco Villa, por parte de Cristian David Pando Palacios, profesor de quinto grado de la primaria “Francisco Villa”, quien destacó que durante la gestión del Centauro del Norte como gobernador provisional de Chihuahua, se abarataron los artículos de primera necesidad, se estableció la ley seca, y se abrieron 50 escuelas en el estado, demostrando con ello, el valor que le daba a la educación.

Para finalizar el evento, las autoridades montaron una guardia de honor en el monumento dedicado al Centauro del Norte, y colocaron una ofrenda floral.

Francisco Villa nació el 5 de junio de 1878 en el rancho “La Coyotada” del municipio de San Juan del Río, en el estado de Durango; su verdadero nombre fue José Doroteo Arango Arámbula y sus padres Agustín Arango y Micaela Arámbula murieron cuando cuan apenas era un niño, por lo que fue criado por sus hermanas mayores.

Años después, siendo un adolescente, hirió de muerte a un hacendado que ultrajó a una de sus hermanas de nombre Martina, esto lo obligó a huir de las autoridades de Durango, refugiándose en la sierra de dicha entidad, en los límites con Chihuahua.

Posteriormente conoció al verdadero Francisco Villa, quien era un benefactor de las personas pobres y enemigo de las acaudaladas; al morir Pancho Villa, Doroteo tomó su nombre, que fue con el cual trascendió mundialmente al correr de los años.

En 1910 se incorpora al movimiento revolucionario al hacerse amigo de Don Abraham González, quien lo invita a luchar en contra del Porfiriato, apegándose al Plan de San Luis de Francisco I. Madero, mediante el que se convocó al país a levantarse en armas el 20 de noviembre de 1910.

ooo---000---ooo