Inicio

5 de mayo · 11:19am

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp

Se gradúan 246 personas de los talleres de Centros Comunitarios del Estado

Recibieron un certificado por parte de ICATECH que los empodera, motiva y reconoce como sujetos de derechos capaces de autoemplearse en diferentes áreas.


El subsecretario de Desarrollo Social de la Frontera Norte, explicó que el Gobierno del Estado trabaja en dos grupos: uno, que ayuda a remediar los problemas si un impacto permanente; y otro, que se encarga de crear actividades que le den poder al pueblo, instrumentos para que permanentemente les vaya mejor.

“Son instrumentos que dan poder. Que les permite acceder a cosas que antes no tenían la posibilidad. Ese es el elemento más importante que puede hacer un gobierno. Quiero felicitarlos a todos, porque este es un paso que debe dar pauta a otros”, agregó.

El objetivo de estos programas es dotar de las herramientas necesarias para aprender un oficio a las usuarias y usuarios de los CSCI del Gobierno del Estado, con capacidad de autoemplearse en diferentes áreas como lo son bordado y tejido, corte y confección, guitarra, aplicación de uñas, pastelería, maquillaje, entre otros más.

“Hay actividades que nos fortalecen y son estas actividades de los CSCI. Esta es la única forma en que un país va a salir a delante. Quiero felicitarlos y decirles que todos somos un solo equipo”, dijo a las y los graduados el jefe del departamento de Programas Sociales, Rogelio Loya Luna.

En Ciudad Juárez el Estado tiene en operación 14 Centros de Servicios Comunitrios Integrados en as zonas de mayor vulnerabilidad, en los que cursaron los 246 graduados, en programas coordinados por el departamento de Cohesión Social y Participación Ciudadana.

Lourdes Esquivel, del CSCI Revolución Mexicana, comentó que para llevar los programas a la población, se acude directamente con la gente del sector para hablar con ellos y saber cuáles son sus inquietudes y necesidades.

“El curso de reciclado, les gustó muchísimo porque aprenden a trabajar y hacer conciencia de la cultura del reciclaje. Ellas aprendan algún oficio y este es fabuloso porque aprenden a reciclar cartón o periódico, papel, decoran su casa, al final les otorgan un certificado. Incluso se les motiva para poner un negocio”, añadió.
Los talleres también están enfocados para la comunidad MACHÍ, integrada por personas mayores activas.

“Yo doy clases desde hace 4 años, son 4 años de trabajar con bisutería. Las chicas aprenden a hacer pulseras, aretes y conforme vas aprendiendo collares algo más elaborado. Vas por etapas. Es un autoempleo, porque ayuda a las personas a que aprendan. A mí me da mucho gusto que aprendan y vengan y me diga: ya vendí una pulsera de las que me enseñó a hace”, concluyó María Rosaura Valenzuela, del taller de bisutería para personas mayores.

ooo---000---ooo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp


Imágenes adjuntas


Se gradúan 246 personas de los talleres de Centros Comunitarios del Estado