Inicio / Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas / Chihuahua

29 de septiembre · 12:24pm

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp

Lamenta Estado fallecimiento de segundo trabajador en restauración de Palacio de Gobierno

La obra se suspende y el martes se emitirá un dictamen para establecer la reanudación de los trabajos


El Gobierno del Estado lamenta el fallecimiento del segundo trabajador de las obras de limpieza y reforzamiento de la fachada posterior de Palacio de Gobierno, ocurrido al mediodía de ayer sábado sobre la calle Libertad.

El director de la Secretaría de Obras Públicas (SCOP) estatal, Enrique Medrano Mendoza, informó que se trata de Eusebio Franco Castañeda, quien en su intento de proteger la vida de Norberto Pompa Pompa, recibió lesiones de gravedad que le ocasionaron la muerte.

La obra se suspende por ahora y será hasta el próximo martes cuando se decida la reanudación de trabajos, después de una reunión en donde participarán Protección Civil, la Secretaría de Hacienda, la Fiscalía y el contratista de la obra, el arquitecto Gastón Fourzán Fierro, para establecer el dictamen del accidente y evaluar las medidas de seguridad

Medrano Mendoza informó que los gastos funerarios y de hospital están a cargo del contratista, a través de un seguro de responsabilidad civil vigente y del seguro social de los fallecidos. Y el Estado estará al pendiente de que se cubran para protección de los deudos.

“Hasta donde se sabe, una piedra inestable hizo que uno de los canteristas perdiera el equilibrio y lo echó abajo. Ellos están haciendo un excelente trabajo y, dijo el funcionario esto lógicamente es una muy mala noticia para todos”, comentó.

El funcionario explicó que se trata de un trabajo especializado que muy pocas personas hacen y sólo existen cuatro empresas registradas en el padrón de contratistas del Gobierno del Estado con capacidad para desarrollar este tipo de obras.

Hizo hincapié en que se trata de un accidente no voluntario ni negligente, hasta donde se sabe.

“Aquí la piedra les hizo una mala jugada. Sabemos que estaba suelta y es lo que provoca que el canterista pierda el equilibrio. Hay que revisar el por qué su arnés, su cable de vida no los sujetó, cómo estaban, pero hasta aquí sabemos que fue un accidente”, indicó.

La naturaleza de la cantera, al ir sujeta solamente con material sin adherente, demanda que se tenga que reforzar por lo menos cada cuatro años, pero no se había hecho desde hace 15, por lo que esta Administración autorizó los trabajos de restauración.

Destacó que si bien, es requisito que cada contrato de esta naturaleza ofrezca un seguro social, a partir de este año la Dirección de Obras Públicas amplió las cláusulas para exigir que las empresas contraten un seguro adicional que cubra daños a terceros.

En la reunión del martes se analizarán las circunstancias que ocasionaron el accidente y las medidas de seguridad que se tomarán para que no vuelva a ocurrir.

ooo---000---ooo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp


Documentos adjuntos