Inicio / Secretaría de Educación y Deporte / Juárez

30 de septiembre · 03:48pm

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp

Colabora egresado de UTCJ en proyecto para eliminar el arsénico del agua potable

El trabajo de intercambio iónico multifuncional se aplicará en La Comarca Lagunera


A ocho años de iniciarse la carrera Ingeniería en Nanotecnología en la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ), Jesús Antonio Radilla Godínez, es el primer egresado de esta institución a punto de concluir una maestría en esa especialidad, con un proyecto que beneficiará a toda la Comarca Lagunera ubicada en los límites de Durango y Coahuila.

Se trata de un trabajo de investigación mediante el cual se busca remover sustancias tóxicas del agua potable, especialmente el arsénico, un elemento químico que desde hace mucho tiempo persiste en esa zona de la región, afectándole a la población en su calidad de vida.

El trabajo de intercambio iónico multifuncional se aplicará en La Comarca Lagunera

“Concentraciones elevadas de arsénico en el cuerpo resultan tóxicas, incluso hay una enfermedad conocida como arsenicosis, que provoca desde manchas hasta cáncer en la piel, ya que su acumulación en el ser humano representa un problema grave”, informó.

El ingeniero dijo que él y sus compañeros de equipo que trabajan en este proyecto ya realizaron pruebas preliminares, que asegura funcionan para el objetivo que buscan, por lo que se animó para al término del posgrado continuar con el doctorado, lo que serían otros dos años de estudio en ese proyecto con el que pretenden remover el arsénico y otros contaminantes del agua.

Desde pequeño, Radilla leía revistas científicas, lo que despertó su interés por apoyar a la gente y al medio ambiente; comentaba a sus padres que él quería ser científico, a lo que ellos respondían que ¿cómo le iba a hacer para lograrlo?

En abril del 2016 egresó de la 2da generación de la carrera Ingeniería en Nanotecnología, área materiales, y recuerda que decidió a estudiar en la UTCJ por la calidad de los programas educativos que maneja la institución, con mayor práctica que teoría, y además, por la cercanía del plantel con su casa.

“Me gustó mucho que los maestros nos enseñaran a manipular la materia para crear así materiales sofisticados. Cuando terminé la carrera me dediqué un tiempo a la docencia en una preparatoria particular, pero algo me decía que me dedicara a prepararme más para ayudar mejor a la sociedad”, argumentó.

Y entonces decidió trasladarse a Saltillo, justo a Ramos Arizpe, para ingresar al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), ya que obtuvo una beca en esa unidad para estudiar la maestría Sustentabilidad de los Recursos Naturales y Energía.

El profesionista se especializa en un tipo de material denominado alunitas, que son hidrosisulfatos que pueden ser de sodio, potasio u otros elementos que buscan aplicar como intercambiadores iónicos para remover arsénico del agua y otros metales.

Una de sus metas es patentar el material que estudian en el proyecto, con la finalidad de comercializarlo más adelante.

“Aquí lo que se busca es apoyar a la sociedad, para eso estamos estudiando; la calidad del agua habla mucho de la salud de la población. El problema del arsénico en el agua existe en varios puntos de la República Mexicana”, agregó.

En la Comarca Lagunera, él y su equipo del proyecto ya se acercaron con representantes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (Simas) en Torreón, para apoyarse mutuamente con la sociedad científica.

A final de la entrevista, Radilla dejó un mensaje para todos los alumnos de la carrera Nanotecnología: el objetivo de un estudiante no sólo debe ser terminar la carrera para beneficio propio, sino con el fin de ayudar a la sociedad, por eso es importante que sigan esforzándose para sacar adelante todas sus materias y sobre todo que escuchen a sus profesores, para que aprendan lo más que puedan.

“Cuando llegas a un centro de investigación vas a encontrar que siempre hay competencia, y ahí se basan por calificaciones; estamos al nivel que cualquier otra universidad, lo único que necesitamos es echarle ganas”, concluyó el ingeniero.

ooo---000---ooo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp


Imágenes adjuntas


Colabora egresado de UTCJ en proyecto para eliminar el arsénico del agua potable