Maratón de Obras

Logros Con Valor

Entrega Recepción


Inicio

Las Juegos Olímpicos de la paridad


Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp

Opinión

Laura Rojas

Excelsior

28 de julio · 08:31pm


Los Juegos Olímpicos de Tokio, que recién han comenzado, estarán marcados por dos hechos históricos: ser los primeros en celebrarse a pesar y en medio de una pandemia, y ser los primeros en los que la representación de las mujeres y los hombres es prácticamente igualitaria, es decir, estamos ante los primeros Juegos Olímpicos paritarios en 125 años desde su primera edición en la época moderna.

Según el Comité Olímpico Internacional (COI), las mujeres representarán el 48.8% del total de atletas olímpicos, 3.8% más que el 45% de participación femenina de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y nada que ver con el 2.2 % de los Juegos Olímpicos de 1900, los primeros en incluir apenas 22 mujeres que participaron en cinco deportes considerados “femeninos”, como el golf y el criquet.

Mucho ha cambiado en la mayoría de las sociedades contemporáneas desde entonces, e igual que en otros ámbitos, como el político, el académico o el de los negocios, en los deportes las mujeres van consiguiendo mayores espacios de participación y desarrollo. Así es que en estas Olimpiadas más de 5,000 mujeres competirán en más de 300 eventos. Lo anterior es resultado de un compromiso con la igualdad de género del COI, iniciado formalmente en 2014, cuyo objetivo, a decir del propio comité, se alcanzaría en la actual edición de los juegos. También hay que decir que esto no se entendería sin la lucha que desde hace décadas las mujeres hemos dado por abrirnos paso.

En muchas de las disciplinas deportivas de Tokio se ha contemplado la celebración de igual número de eventos de mujeres y hombres e incluso algunos deportes han creado competencias mixtas donde hombres y mujeres compiten juntos. En total, 18 eventos de estas olimpiadas serán mixtos, el doble que en los Juegos de Río. Dichos eventos incluyen un relevo de pista 4 x 400, dobles mixtos en tenis de mesa y un relevo mixto de cuatro personas en triatlón.

Los países que presentan delegaciones con mayoría de mujeres son Estados Unidos, que repite esta conformación tras Londres 2012 y Río 2016; Australia, que también repite mayoría femenina, y Reino Unido, que presenta este año el primer equipo olímpico con mayoría femenina. Otras potencias como Alemania, Francia e Italia nunca han configurado una delegación con mayoría de mujeres y no se cumplirá la orden ejecutiva del Comité Olímpico Internacional que establece que todas las delegaciones deben tener representación femenina ya que Baréin, Omán, Surinam, Emiratos Árabes Unidos y Vanuatu no incluyeron a ninguna deportista en su equipo olímpico. En cuanto a la delegación mexicana, está integrada por 163 deportistas, 97 hombres y 66 mujeres.

Esta histórica participación de mujeres en las Olimpiadas de Tokio debería significar un momento decisivo en cuanto al aumento del interés y de las oportunidades para las atletas, atrayendo nuevos patrocinadores y acuerdos de transmisión, abriendo puestos para entrenadoras, directivas y otros roles de liderazgo —que es en donde más desigualdad persiste— y promoviendo la igualdad de remuneraciones entre los y las atletas en todas las disciplinas. Sin embargo, tanto entre analistas como en deportistas hay escepticismo de que este impulso y visibilidad de las mujeres en el evento deportivo más importante del mundo genere cambios estructurales y sostenibles, cuando es ése el verdadero reto de la igualdad.

En todo caso, hay que celebrar los avances de la igualdad entre los géneros en los deportes y en cualquier otro campo, y sin dejar de señalar los retos que permanecen, disfrutar de estos Juegos Olímpicos y dejarnos inspirar por esas mujeres fuertes, disciplinadas y resilientes que hoy, a la par que los hombres, representan justamente a la mitad del mundo.

*Diputada federal. Expresidenta de la Cámara de Diputados

ooo---000---ooo