Maratón de Obras

Logros Con Valor

Entrega Recepción


Inicio / Chihuahua

Adrian Aranda, esfuerzo y optimismo al máximo

Para Adrian, sus limitaciones físicas nunca han sido motivo de obstáculo en lo que se propone, más al contrario las transforma en fortalezas y enfrenta las pruebas con entusiasmo

4 de junio de 2017 · 11:20am


Adrian Aranda nació en la ciudad de Chihuahua un 28 de enero de 1990, es el hermano mayor de cuatro hijos del matrimonio formado por Jesús Aranda y Adriana Dominguez.

Desde su nacimiento fue diagnosticado con hemiplejia parcial del lado derecho y derivado de esto presentó sordera total de ese mismo lado; según nos cuenta la hemiplejia parcial es un tipo de parálisis cerebral que inmoviliza alguna mitad del cuerpo.

A pesar de las complicaciones derivadas de este padecimiento, Adrian ha llevado una vida totalmente normal, el joven de 27 años gusta de salir con sus amigos, estudiar, hacer deporte y sobre todo bailar.

“ Tengo recuerdos de mi infancia muy felices y algunos también complicados, recuerdo haber estudiado en cuatro primarias distintas pues mi desarrollo en el aprendizaje era distinto a los demás niños y algunos maestros no me tenían la paciencia necesaria, aun así logre concluir todos los niveles educativos y en este momento estoy cursando una maestría".

Cabe señalar que según la Oficina de Representación para la Promoción e Integración Social para Personas con Discapacidad de la Presidencia de la República, cada año se suman en México, a las más de 10 millones de personas con alguna discapacidad, alrededor de 270 mil personas.

Durante la plática, señaló que una de las mayores motivaciones en su vida es desarrollarse laboralmente en el ámbito de la salud y la activación física, es por eso que ahora, el pasante de la licenciatura en Motricidad Humana está cursando sus estudios de Posgrado en Psicología Deportiva en la facultad de Ciencias de la Cultura Física de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

“Soy un aficionado del deporte desde que tengo uso de razón, es por eso que quise estudiar algo relacionado con el deporte y la activación física; me encanta el béisbol, desde que recuerdo mi abuelo siempre me llevaba a ver los partidos al estadio y en el futbol americano, soy un orgulloso seguidor de los Halcones Marinos de Seattle".

Para Adrian la vida es un cumulo de experiencias pasadas y nuevas ilusiones por venir, a la par de lo que su condición física le ha representado en su vida, la desilusión o la apatía nunca han sido factores que lo frenen en la búsqueda de sus objetivos, más al contrario cada prueba que se le presenta lo enfrenta con valor y entusiasmo consiente en sí mismo de que puede hacer bien todo lo que se proponga y mejorar constantemente.

Dentro de sus actividades cotidianas, nos cuenta que participa activamente en grupos juveniles de labor social que lo impulsan a creer y valorar a la juventud de su ciudad, “los únicos que podemos crear los grandes cambios en un futuro somos los jóvenes ya que poseemos toda la energía y creatividad para hacer grandes cosas, nunca debemos de dejar que alguien nos haga menos por falta de conocimiento o experiencia, ya que cuando uno le pone el corazón a las cosas, lo logra”.

Añadió, sobre la importancia de encontrarse con jóvenes que quieren ayudar y aportar con un granito de arena a las personas mas desfavorecidas; según nos cuenta en el grupo juvenil que integra, hacen voluntariado en lugares donde se necesita, desde visitar a un enfermo o hasta limpiar y recoger una casa si los habitantes por alguna razón no lo pueden hacer, "es tanto lo que uno puede ayudar siendo proactivo, que es un desperdicio no mirar fuera de uno mismo", explica Adrian.

Según un dato de la encuesta intercensal 2015 del Inegi, la población juvenil de Chihuahua con edad de entre 15 a 29 años, ocupa el 25.3 % de la población total del estado.

El joven chihuahuense nos cuenta que entre todas las actividades a las que se dedica su mayor pasión es el baile, en especial la danza country, no solo gusta de esto si no que le tiene un gran agradecimiento a esta disciplina, ya que en algún momento de su vida fue la mejor terapia para su hemiplegia.

“En mi etapa de preparatoria me encontré con la oportunidad de integrarme al grupo de danza country de la escuela, la verdad en un inicio si dude un poco si lo podría hacer bien, pero fue una suerte siempre contar con el apoyo del maestro y mis compañeros, que me motivaron a dar el mayor esfuerzo en las clases y a final de cuentas sin yo buscarlo, ha sido mi mejor terapia, todos me comentaban que la mejoría física era notable (sonrió)”.

Para finalizar, le cuestionamos sobre su opinión en el tema de la inclusión en la ciudad, y sobre los avances que se han visto con relación a esto, ya que según estadísticas del Inegi y el Anuario Estadístico y Geográfico de Chihuahua, en el estado habitan 268, 482 personas con algún tipo de discapacidad donde el 45 % de ese total presenta problemas para caminar o moverse con naturalidad.

“ Gracias a las redes sociales me he informado de muchas asociaciones que trabajan por estas causas y levantan la voz, yo si veo más apertura y conocimiento de la gente, por ejemplo en mi caso y paso por la universidad, me integré a un grupo que conformamos varios estudiantes con algún tipo de discapacidad de todas las facultades y está muy padre la convivencia, nos involucran en varios proyectos".

Dentro de esa postura, también señaló que la parte que más le preocupa son las pocas oportunidades de empleo reales que se presentan, se tengan o no estudios, pues en su testimonio falta mucho avance en este tema, “ es frustrante tener que ir a pedir trabajo y que cuando te ven, te hagan menos y te digan que no, creo que en esa parte tristemente la sociedad aun adolece", enfatizó.

De esta forma Adrian Aranda agradece el espacio para contar un poco de su vida y expresar por último, que a pesar de las dificultades y obstáculos que en veces se atraviesan, actualmente sus días los vive al máximo y con optimismo, ya que se ha dado cuenta que a sus 27 años es mucho lo que ha hecho por sí mismo y asegura que el camino que se viene es mejor.

ooo---000---ooo


Imágenes

Adrian Aranda, esfuerzo y optimismo al máximo