Inicio / Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas / Juárez

COPROFUSA abandonó obra después de severos retrasos: Gobierno del Estado


Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Whatsapp

No hay antecedente en la historia reciente de empresas que abandonen su contrato de obra pública.

4 de mayo · 01:23pm


*Descarta Estado algún riesgo técnico en la obra de la 16 de Septiembre.

La Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas de Gobierno del Estado dio a conocer que la empresa COPROFUSA presentó severos retrasos en el tramo de la Av. Paseo Triunfo de la República y Américas y, ante la presión de la dependencia estatal para responder de acuerdo a los términos del contrato, optó por abandonar la obra, toda vez que no existe ningún tipo de riesgo técnico.

La empresa COPROFUSA fue contratada para trabajar los tramos que comprenden desde la avenida Paseo Triunfo de la República y Francisco Márquez, hasta la 16 de Septiembre y Lerdo; la empresa ha justificado abandonar la obra por problemas técnicos en esta segunda parte que, incluso, aún no iniciaba, pues la obra que dejó inconclusa podría considerarse la parte más cómoda, como es Paseo Triunfo de la República, entre Francisco Márquez y Américas.

Aunado a esto, la dependencia estatal señaló que, en su momento, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, dictaminó que no existe ningún riesgo en los trabajos para la construcción del tramo 8 del corredor troncal en la avenida 16 de Septiembre, sin embargo, la empresa renunció a la obra y mostró accesibilidad para finiquitar el contrato, toda vez que su actuar pudo tener consecuencias graves ante la Secretaría de la Función Pública hasta el punto de obtener una inhabilitación para futuras licitaciones.

El director de Obras Públicas, Enrique Medrano Mendoza, explicó que el retraso y abandono de este tramo provoca un pasivo muy grande a la comunidad, toda vez que la obra se paraliza hasta llegar al procedimiento de asignación nuevamente.

“Ellos no encuentran pretexto para salirse de la obra más que el hecho de que hay una línea de agua potable que se considera de riesgo, pero a pesar de que se le indica a la empresa que la JMAS dictamina que no hay ningún riesgo en la obra, por supuesto siguiendo los protocolos adecuados, aun así desisten de la misma”, afirmó.

Consideró además que la empresa constructora pudo retirarse por un tema de desfase económico, luego de haber cotizado barata la obra y no encontrarla redituable para sus fines, sin embargo aclaró que en ningún momento fue el riesgo por la tubería que podría considerarse un asunto técnico menor.

Medrano Mendoza manifestó que las empresas que trabajan para el sector público están obligadas a hacer las cosas bien y rápido, ya que trabajan con dinero público y para los ciudadanos, y precisó que no existe antecedente en la historia reciente de que alguna empresa abandone un contrato de obra pública.

ooo---000---ooo